Los ojos podrían ayudar a diagnosticar el Alzheimer

01/14/2014

Nuestro cuerpo es todo uno y sus partes se vinculan entre sí, aunque a veces pueda parecer que están totalmente desconectadas. Toma como ejemplo los resultados de un estudio reciente que vincula la salud de los ojos con la del cerebro: la vista, por ejemplo, podría ayudar a detectar la enfermedad del Alzheimer. ¿Interesante, no es cierto? Pues sigue informándote.

 

Dicen que los ojos son la ventana del alma.  De igual modo, podrían serlo del cerebro, pues por ejemplo, se conoce que el glaucoma(un grupo de enfermedades que afectan el nervio óptico y provocan la pérdida de la visión) se vincula con la enfermedad de Alzheimer, la cual va destruyendo poco a poco la memoria y la capacidad de pensar. Tanto el glaucoma como el Alzheimer se caracterizan por la pérdida de neuronas.

 

Con esta idea en mente, unos científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, y de la Universidad de Hong Kong, en China, decidieron estudiar si existía alguna relación entre la perdida de la visión y el Alzheimer. Para descubrirlo, hicieron un estudio en ratones y encontraron que la pérdida de una capa particular de células de la retina puede revelar la presencia de la enfermedad de Alzheimer. De ser así, estos hallazgos podrían ayudar a definir una nueva manera de seguir la progresión de dicha enfermedad.

 

Para llegar a estos resultados, que fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad para la Neurociencia, Neurociencia 2013, que se realizó en San Diego, en Estados Unidos, los científicos examinaron las retinas de los ojos de unos ratones que habían sido manipulados genéticamente para que desarrollaran la enfermedad de Alzheimer.

Según explicaron, la mayoría de las investigaciones que se habían hecho hasta el momento para detectar cuál es la relación entre la pérdida de la vista y la enfermedad de Alzheimer se habían centrado en una capa de células de la retina que se denominan células ganglionares, que son las que transmiten la información visual desde el nervio óptico hasta el cerebro.

 

Pero antes de que eso ocurra, las células ganglionares de la retina reciben información de otra capa de células en la retina llamada capa nuclear interna. Por eso, estos investigadores analizaron el grosor de la retina, incluyendo la capa nuclear interna y la capa de células ganglionares.

 

¿Y qué encontraron? Que la pérdida del espesor era significativa en ambas. En detalle, la capa nuclear interna tuvo una pérdida del 37 por ciento de las neuronas y la capa de células ganglionares, una pérdida del 49 por ciento, en comparación con los ratones sanos que se usaron de control, emparejados por edad.

 

Todavía es necesario continuar las investigaciones. Pero, mientras la ciencia sigue avanzando, tú puedes ayudar a que tu cerebro y tu vista sigan sanos siguiendo un estilo de vida saludable. Haciendo ejercicio físico de manera regular y llevando una dieta al estilo mediterráneo (comiendo pescado, con bastantes vegetales, aceite de oliva y baja en grasas saturadas). Esto podría ayudarte a retrasar el inicio de los síntomas y el avance de la enfermedad de Alzheimer.

 

En cuanto al glaucoma, recuerda que la mejor manera de controlar su avance es detectarlo cuando todavía está en su etapa inicial y recibir tratamiento antes de que cause pérdida de la visión. Por eso, presta atención a estos factores de riesgo:

 

  • Ser mayor de 60 años.

  • Tener antecedentes de glaucoma en la familia.

  • Tener otros factores de riesgo relacionados con los ojos, como: trauma ocular, córneas delgadas (superficie frontal del ojo), desprendimientos de retina, inflamación de los ojos y ciertas características en la apariencia del nervio óptico.

  • Tener ciertas condiciones médicas, como diabetes y enfermedades cardíacas.

 

Por eso, si estás dentro del grupo de riesgo, consulta a un oftalmólogo (el médico especializado en la vista) para que te examine los ojos con dilatación de las pupilas cada dos años.

 

Y si te diagnostican glaucoma, es muy importante que continúes con el tratamiento tal como te indique tu médico, aun cuando te sientas mejor o no tengas síntomas. De ese modo estarás cuidando la salud de tus ojos y podrás seguir disfrutando cada momento de la vida, a todo color y podrás preservar tu vista.

 

Fuente: Vida y Salud

Please reload

Please reload

Buscar por Tags

¿A qué se debe el color de los ojos?

12/21/2018

1/5
Please reload

Las más leídas

© 2017 by Integrated Lens Technology

Integrated Lens Technology logo